GUSTAVO ENCINA

Paleoarte

Gustavo Encina nació en Argentina en 1975. Es considerado uno de los pocos paleo artistas contemporáneos que combina Arte y Ciencia en sus producciones. Inició su formación artística en el Conservatorio Beethoven, donde tuvo como referente al maestro Italiano Leonardo Da Vinci. Las obras de Carl Sagan, Carl Gustav Jung y Albert Einstein cambiaron la mente y el alma de este joven artista.

Dio sus primeros pasos en el campo profesional dentro del Museo de Historia de General Rodríguez, Provincia de Buenos Aires, a cargo de una muestra de arqueología. Tiempo después se incorporó al staff de la Fundación Naturaleza para el Futuro donde asesoró proyectos tales como el Centro de Visitantes de la Central Binacional Yacyretá (Argentina/Paraguay) el Parque temático Santa Ana (Misiones), el Centro de Visitantes Mercedes y el Centro de interpretación de los Esteros del Iberá, (Corrientes).

Años más tarde se unió al equipo de la Fundación de Historia Natural Félix de Azara. Allí realizó ilustraciones y réplicas de fósiles de dinosaurios a escala real para diversas entidades de Argentina y el exterior: Royal Ontario Museum Canadá; Tecnópolis (Buenos Aires); La Brújula (Mendoza); Bio Parque Temaiken (Buenos Aires); Museo Arqueológico El Shincal (Catamarca); Museo de Ciencias Naturales de Miramar (Buenos Aires).

En 2007 estrechó vínculos con el artista plástico y arquitecto, Nicolás García Uriburu, como parte de su equipo de restauración de piezas arqueológicas pertenecientes a su Fundación. Sus obras, ilustraciones y pinturas se encuentran distribuidas en numerosas instituciones, entre otras, Karonte S.R.L. y Comunidad de Madrid (España), Studio My Dreams (Estados Unidos), Fundación Vida Silvestre, Fundación Ceppa, Editorial Iamique, Editorial AZ.

Su carrera dentro del Paleo Arte dio un nuevo giro en 2013, esta vez al mando de la curaduría y la divulgación de los espacios que el entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación producía en la megamuestra Tecnópolis (Buenos Aires). Tras cuatro exitosas ediciones, sumó a su carpeta los proyectos de Tecnópolis Federal y las ferias organizadas por el Consejo Federal de Ciencia y Tecnología (COFECyT), que incluyeron charlas sobre el Paleo Arte, capacitaciones a estudiantes universitarios y seminarios para docentes de todo el país.
Actualmente se desempeña dentro de la cartera científica, donde prepara muestras y exhibiciones que combinan el arte y la ciencia. 

 

A lo largo de su obra puede observarse su apego al potencial simbólico de los Pueblos Originarios. Sus esculturas revelan las particularidades y los detalles de cada cultura, mientras que sus instalaciones, montadas con diversas técnicas escenográficas y recursos sensoriales, nos traen la historia al presente y brindan una experiencia única al público.



“…Hace cuarenta mil años ocurrió algo inexplicable en las profundidades de una caverna. Alguien tomó un trozo de carbón, raspó mineral de ocre de las rocas a su alrededor y, utilizando sólo sus dedos, plasmó animales, símbolos y dioses cuyos nombres quedaron olvidados en los eones del tiempo.

¿De dónde surgió aquella inspiración? ¿Quiénes eran sus dioses? ¿Qué sabemos de aquellos ancestros que abrieron paso a la humanidad? Estas son algunas de las preguntas que busco responder con mi obra. Regresar al origen de todo, a ese lugar sagrado donde el arte, la ciencia y los dioses convivían en perfecta armonía con la naturaleza…”

 


 

Gustavo Encina // Artista exclusivo de ZINK industrias creativas®